05 diciembre 2005

"The Hire", o de cómo hacer de un BMW un actor de cine

Uno de los objetivos de ¿Dónde está el depósito...? es incluir algunos artículos y reflexiones en torno al papel del automóvil dentro del cine, y de las relaciones entre ambos, ya sean estas comerciales, estéticas o ideológicas, y lo hagan de forma más sutil y soslayada o de manera clara y evidente.

Por ello, para iniciar esta línea de artículos, creo que la mejor experiencia posible es precisamente una producción cinematográfica de calidad, con grandes actores, buenos directores y gran realización, pero producida por...BMW.

Probablemente animados por la repercusión mediática de la aparición de los BMW en la saga de Bond, que en Goldeneye, El mañana nunca muere, y El mundo no es suficiente, se pasaba de los preciosos y británicos Aston Martin a los automóviles germanos, en la firma bávara pensaron que la unión entre coches y cine podía dar más de si que el patrocinio de una saga en decadencia. El proyecto The Hire vió la luz en 2001, como una serie de cortometrajes dirigidos por directores conocidos a nivel internacional, y protagonizados por actores de renombre, cuyo nexo de unión sería siempre un conductor que recibe encargos diversos, que interpreta Clive Owen, y un BMW. El objetivo era introducir un planteamiento nuevo dentro de la producción cinematográfica, destinado fundamentalmente a Internet, pero con un gran cuidado y gasto en la producción y realización. La serie se realizó en dos temporadas, completando ocho cortometrajes, todos ellos de duración inferior a los 10 minutos. Los directores fueron John Woo, Joe Carnahan, Tony Scott, John Frankenheimer, Ang Lee, Wong Kar-Wai, Guy Ritchie y Alejandro González Iñarritu. Además del poderoso Clive Owen, que luego fue postulado como un posible James Bond, por los capítulos pasan actores como Gary Oldman, Mickey Rourke o F. Murray Abraham, o artistas como Madonna, James Brown o Marilyn Manson.

Los cortos, de cuidada estética, y cada uno muy deudor de las filmografías de sus creadores, para bien y para mal, resultan un interesante experimento. En todos ellos se aprecia una potente realización, en algunos muy deudora de la estética del video-clip y el spot de tv, y una espléndida fotografía en todos los casos (que, no por casualidad, hace lucir mucho a los preciosos BMW que aparecen). Algunos de estos pequeños cortos parecen ser la historia desarrollada que queda insinuada en muchos anuncios de televisión, como Beat the devil, dirigido por Tony Scott . Otros tienen más estética y estructura de video-clip, precisamente como el dirigido por Guy Ritchie. Y algunos resultan un elegante y sedoso argumento desarrollado en unos pocos minutos, como el dirigido por Wong Kar-Wai.

Si bien en todos ellos se hace muy presente, en algunos incluso demasiado, el BMW, lo cierto es que en la mayoría el automóvil aparece perfectamente integrado en la historia y en la secuencia de planos con que se cuenta la misma, y en algunos de ellos especialmente, incorporando a la historia las formas curvadas y sensuales de un Z4 o las amplias superficies y grandes potencias lineales de un serie 7. Los coches tienen su propia personalidad también, y así Wong Kar-Wai hace a la protagonista de su corto conducir un ligero y femenino Z3, mientras que Alejandro González Iñarritu se sirve de un voluminoso X5 para la huida de Clive Owen después de una gran matanza en sudamérica, en unas secuencias llenas de dramatismo que recuerdan a otras luego vistas en 21 gramos.

The Hire plantea, como balance, algunas cosas dignas de mención y de interés:
  • Por un lado, la creación de una serie de producciones para Internet que, sin embargo, estaban realizadas con la misma calidad que cualquier película de distribución comercial.
  • Una firma de automóviles como patrocinadora de una producción automovilística, trascendía la mera aparición del super-coche de James Bond, y pasaba a incorporarse haciendo de los BMW un actor más de cada película, sin que por ello los cortometrajes se conviertan en un spot de tv.
  • El resultado de las producciones refuerza la línea de creaciones publicitarias de los últimos 10 años, especialmente las de BMW y el grupo VW, que avanzaban decididamente por el camino del Spot-Película, con una historia contada en pocos segundos.
La serie recibió algunos premios internacionales, como en el Festival de Publicidad de Cannes de 2002, así como en el Festival de Cortometrajes de Los Angeles en el mismo año. En 2003, la serie pasó a formar parte de los fondos del MOMA, como una muestra de producción audiovisual con un planteamiento integrado del espectáculo y el entretenimiento. La serie canceló el sitio web en el que se podía ver a través de Internet el 21 de Octubre de 2005, después de cuatro años de emisión. Independientemente de otras consideraciones, creo que es un hecho indudable que The Hire es un interesante paso en la diversificación de las miradas sobre el mundo del cine, pero también sobre el automóvil como actor dentro del mundo del cine, con su propia personalidad y características más allá de un objeto de atrezzo.

*Este artículo ha sido posible gracias a Juan Manuel Ortego Bielsa que me dió a conocer por primera vez esta estupenda experiencia cinematográfica.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Good article, thanks...pictures here bmw z4 review

Luis Miguel dijo...

You're welcome. Nice blog too, i hope it grows up so interesting as it seems now.

This blog has now moved to a new URL, this one :
http://comunidad.terra.es/blogs/dondestaeldeposito/default.aspx

There you'll find some other articles about BMW and some other mentions to "The Hire"

Thanks again

Luis Miguel