15 enero 2006

Martin, Aston Martin

Hace unos días, varios medios de comunicación dieron la noticia de que uno de los Aston Martin DB5 de James Bond iba a ser vendido en subasta en EEUU. Y eso ha hecho que, inevitablemente, uno de los artículos en preparación para abordar las apariciones y la influencia del cine en el automóvil y viceversa, debiese ser publicado en este mismo instante.

Como ya hemos comentado en ¿Dónde está el depósito...? en otras ocasiones, una de las más evidentes relaciones entre el automóvil y la cultura visual de nuestro tiempo es aquella producida mediante el cine.

Estos dos inventos, nacidos casi al tiempo en la inquieta y oscura Europa de finales del siglo XIX, desde los primeros pasos de ambos han mostrado una química especial que los acercaba entre si. Sin embargo, es a partir de la serie de películas protagonizadas por el famoso espia James Bond, cuando algo comenzó a cambiar en la relación entre cine y automóvil. En 1964, en "Goldfinger" tuvo como indudable co-protagonista no a un actor, sino a un coche: el Aston Martin DB5. Los productores tuvieron desde el inicio la intención de hacer del coche "una estrella", y para ello en la película lo dotaron de toda una serie de gadgets memorables para la historia del cine de acción.

Desde ese momento, los coches estrella nunca han abandonado las series de Bond, con una memorable lista (Renault 5 MaxiTurbo, Aston Martin Vantage o Vanquish, BMW Z8, Z4 y Z3, Ferrari 355 Spider...) Pero además los coches con protagonismo estelar han ido poblando la historia del cine, con casos inolvidables como el Ford Mustang Fastback '68 y el Dodge Charger de "Bullit", recreado incluso en anuncios de Tv. Hasta tal punto que la extensa y excelsa base de datos del cine en internet, www.imdb.com, le ha salido ya un suplemento dedicado a base de datos de coches aparecidos en películas, www.imcdb.org

El Aston Martin DB5 se presentó en la película a todo el mundo, y convirtió al fabricante, de un constructor de coches minoritario, en una marca de referencia vinculada al lujo, el glamour y la distinción. Desde entonces, muchos coches han seguido el mismo camino, pero ninguno con el éxito de este.

El DB5 era en realidad una evolución potenciada del precioso DB4 GT, diseñado por Ercole Spada para Zagato, y presentado con gran éxito en el Salón de Paris de 1958. Virtualmente idéntico, las diferencias estaban en el motor y la optimización del bastidor, llegando a los 282 Cv.

Para la serie de Bond se fabricaron cuatro coches. Uno de ellos, el que protagonizaba las escenas de acción en la película, era el llamado "Effects Car" y paradójicamente fue devuelto a Aston Martin después de los rodajes para que le fuese retirado por completo todo el atalaje de gadgets. El otro era un DB5 totalmente de serie que se utilizaba exclusivamente para las escenas en las que el coche rodaba sin mas, y era el llamado "Road Car". Para la promoción de "Thunderball" en 1966, se prepararon dos coches más, dos unidades de serie a las que se instaló parte del repertorio de gadgets que también adornaban al "Effects Car". Estos coches, llamados "Press Cars" fueron destinados a la promoción comercial de la película durante semanas, e incluso llevaban instalada una placa en la matrícula que rezaba "Está vd. siguiendo a uno de los auténticos coches Aston Martin de James Bond - véalo en Sears". La promoción tuvo su punto culminante cuando uno de los coches fue usado como "Pace Car" en unas carreras en Laguna Seca, conducido por Jackie Stewart.

El coche que ahora se subasta en RM Auctions, es el chasis 2008/R, uno de los "Press Cars" (y por tanto no estrictamente uno de los usados para el rodaje de las películas de Bond), que había sido propiedad de Sir Anthony Bamford, de Ashburne, y posteriormente de B.H. Atchley, poseedor del Museo de coches de Smokey Mountain. La subasta tendrá lugar el 20 de Enero en el Arizona Biltmore Resort & Spa, de Phoenix, a las 10 de la mañana. Si alguno de mis distinguidos lectores se hace con esta belleza...¡¡Que me deje conducirlo por dios!!

*Fuentes: RM Auctions, y www.astonmartins.com. Foto www.astonmartins.com

5 comentarios:

SandMan dijo...

Muy buen artículo, aunque tiene un pequeño fallito sin mucha importancia.

En el '64 no hubieron Fastback's, el de Bullit es del '68, por todo lo demás, excelente ;)

Luis Miguel dijo...

Gracias por la precisión y por el halago, por ese orden. Lo del Fastback del '64 es algo que tengo en la cabeza instalado y no me meto en el coco que en realidad me refiero al del '65 y siguientes.

Corrijo inmediatamente.

Saludos

Federico dijo...

Grande luis por tu nueva publicación. La verdad que no me había dado cuenta que hubiera tanta relación entre el cine y los autos; pero después de leer el post y de acordarme de kit el auto fantástico, me doy cuenta que realmente quisieron que los autos fueran también actores. Me interesaría ver eso del mustang que decís ¿cuál es el link específico?
Gracias

Karina Marioni - Valeria Rutti dijo...

Guau! Que buen post, mis ojos lo devoraron sin detenerse ni siquiera a pestañear! jaja
Es increíble la relación que tienen los autos con el cine y tv también, quien acaso no recuerda el famoso General Lee? El dodge charger de los Dukes de Hazzard (quienes destruyeron como 400 de los mas lindos Chargers a lo largo de la serie) Otro destruido también se ve en la película Cannonball del 76 con David Carradine. En la próxima les tiro mas datitos.
Cariños... Clau

uberblondie dijo...

Gran artículo, felicidades.