25 enero 2013

Los coches voladores de Renaud Marion


Entre los años 30 y finales de los 60 del siglo XX, uno de los temas más recurrentes de la cultura popular en torno al automóvil fue la idea de los coches voladores. No sólo en el cine o la literatura se dejaron ver estas fantasías, sino que mucho prototipos reales flirtearon con la estética o las cualidades de los aviones. El coche Dymaxion de Buckminster Fuller, con su forma de fuselaje sin alas, o la serie de concepts Firebird de GM (1953 - 1959) con sus alerones o su mando de control por palanca son dos ejemplos muy conocidos. Sin embargo los coches nunca han llegado a volar... en la realidad, porque en el arte y la cultura popular nunca han dejado de hacerlo.



Renaud Marion es un fotógrafo francés que acaba de publicar una fascinante serie de fotos en torno a la idea de los coches voladores. Una serie de coches icónicos aparcados en la calle, pero cuya imagen está modificada digitalmente para que parezcan aerodeslizadores... Algo que recuerda un tanto al inquietante "UFO" de Erwin Wurm que pudimos ver en Gijón y Madrid en 2009, o a las esculturas esféricas de Lars Erik Fisk que Dunlop usó en unas campañas de publicidad en prensa gráfica hace unos años.


Seguramente desde el punto de vista fotográfico la obra no tiene un enorme interés, pero sí lo tiene desde el punto de vista de la imagen del automóvil en el arte y en la sociedad. Como metáforas visuales de un futuro imposible en el que los coches clásicos de los años 50 hubiesen llegado a volar de verdad, y en el que fuese cotidiano encontrarlos en la calle levitando, sin reclamar demasiada atención. Como ese precioso Jaguar XK, el maravilloso Mercedes 300 SL Roadster o el extraño y "aeroespacial" Chevrolet El Camino...

Os dejo con ellas, para vuestro momento de Zen del mediodía...

http://www.renaudmarion.com/

2 comentarios:

rafael llimós dijo...

más que automóviles voladores parecen automóviles flotadores como un tren maglev
qué paso con el blog? ha vuelto a ser con antes sin Terra
me gusta más como esta ahora.

Santiago dijo...

Estos automoviles tienen pinta de pelicula! Parecen irreales